✔️Se pueden lavar en lavarropas. 

✔️Es aconsejable un lavado suave, y de ser preferente en bolsa de lavado. 

✔️No mezclar con productos que puedan dañar las telas (lavandina, quitamanchas).

✔️No centrifugar con gran potencia. Con el centrifugado del lavarropas es suficiente, (sin la ayuda del poderoso chiquitín). 

✔️Secar a la sombra.

✔️Es importante que todos los ítems que tengan abrojo, se laven armados. Por ejemplo, la lechuga, lavarla con las hojas puestas, ya que el abrojo podría generar más rápidamente la aparición de “pelotitas” en las telas. 

✔️Para mantener el plush como nuevo, se puede usar un “quitapelusa” o usar cinta adhesiva. ¡Hacen magia!, y la sandía o la masa de la pizza, queda sin pelusas y nuevas otra vez.